NETGUN

Contacto: 914 075 060
Tienda física en CC Alcalá Norte

Contacto: 914 075 060
Tienda física en CC Alcalá Norte

Figura de resina de Fortuna / Tique

Figura fabricada en resina y acabado en espuma de mar de la Diosa Fortuna (en la mitología romana) y Tique (en la mitología griega) sentada en su trono.

Mide 27cm. de alto.

82,00 

1 disponibles

Descripción

Este producto se trata de una Figura fabricada en resina y acabado en espuma de mar de la Diosa Fortuna (en la mitología romana) y Tique (en la mitología griega) sentada en su trono. Mide 27cm. de alto. Fortuna diosa de la suerte, en la mitología romana,  se asociaba con lo bueno, la fortuna, fertilidad y bienestar.

 

¿Quién es la Diosa de la Fortuna / Tique?

En la mitología griega, Tique era conocida como la personificación del destino y de la fortuna en cuanto diosa que regía la suerte o la prosperidad de la comunidad. Dependiendo de los autores su descendencia provenía de los océanos, como hija del Océano y Tetis, hija de Afrodita con Hermes o Zeus. Tique poseía la capacidad de la decidir cuál era la suerte de cualquier mortal, y lo decidía de forma aleatoria junto con su ayudante, el dios Pluto. Era representada jugando con  con una pelota, en ocasiones arriba o abajo, esto simbolizaba la inseguridad de sus decisiones. Siendo la razón por la que nadie debía vanagloriarse de sus riquezas ni dejar de agradecérselo a los dioses, ya que esto podía llegar a provocar que interviniese la diosa Némesis para ponerle en su sitio. Tique estaba muy relacionada por sus atributos con Némesis y con Agathos Daimon. El equivalente de Tique en la mitología romana era la diosa Fortuna.

Esta no poseía una historia propia, ni se le rendía culto. De hecho, la figura de esta fue desapareciendo y pasó a ser meramente una abstracción del destino. Aparecía en muchas monedas acuñadas en la época helenística  en los tres siglos anteriores a Cristo, sobre todo en las ciudades ribereñas del Egeo, así como esculpida. En la Edad Media era representada como una ciega que portaba la cornucopia (símbolo de prosperidad y afluencia) o un timón simbólico. También solía portar la llamada “Rueda de la Fortuna”, o era situada sobre esta presidiendo el ciclo del destino.

En el arte grecobudista de Gandhara se la homologaba con la deidad budista llamada Hariti.