NETGUN

Buscar
Generic filters

Contacto: 914 075 060
Tienda física en CC Alcalá Norte

Contacto: 914 075 060
Tienda física en CC Alcalá Norte

Buscar
Generic filters

Reloj gramola damasquino

Reloj gramola con oro damasquinado. Una pieza clásica que no acusa el paso del tiempo.

Elaborado con detalles damasquinados con oro de 24K.

Sin duda originalidad y exclusividad para incorporar a la decoración de tu hogar

112,00 

1 disponibles

SKU NGS_747 Categorías , Etiqueta

Descripción

Este producto Reloj gramola damasquino, se trata de un Reloj gramola con oro damasquinado. Una pieza clásica que no acusa el paso del tiempo.  Elaborado con detalles damasquinados con oro de 24K.  Sin duda originalidad y exclusividad para incorporar a la decoración de tu hogar

 

¿Qué es el Damasquino?

Es un trabajo de artesanía que consiste en la creación de figuras y dibujos mediante al incrustación de hilos y láminas de oro y plata en acero o hierro, normalmente pavonado (generación de una capa superficial de magnetita, óxido ferroso-diférrico alrededor de piezas de acero para la mejora de su aspecto y evitar corrosión).

 

¿Qué es un Reloj?

Un Reloj se trata de un instrumento capaz de medir, mantener e indicar el tiempo en unidades convencionales (en horas, en minutos o en segundos). Fundamentalmente permite conocer la hora actual, aunque puede tener otras funciones, como medir la duración de un suceso o actividad en cierta hora especifica. Los relojes se utilizan desde la antigüedad y a medida que ha ido evolucionando la tecnología de su fabricación han ido apareciendo nuevos modelos con mayor precisión, mejores prestaciones y presentación y menor coste de fabricación. El reloj, además de su función práctica, se ha convertido en un objeto de joyería, símbolo de distinción y valoración.

Existen diversos tipos de estos para cubrir las diferentes necesidades, estos serían:

Relojes de Sol: Un reloj de sol muestra la hora al mostrar la posición de una sombra en una superficie plana la cual tiene marcas que indican las horas correspondientes. Pueden ser horizontales, verticales o en otras orientaciones. Estos solo se usaron ampliamente en la antigüedad.

Relojes de Pulsera: Estos vienen con dos correas ajustables que se colocan en alguna de las muñecas para su lectura. Pueden ser de tipo analógico o digital. La caratula que poseen generalmente es de forma redonda, aunque también existen con otras formas como sería cuadrada, hexagonal y hasta pentagonal. En los de tipo Analógico la hora es mostrada en la carátula con dos o tres manecillas una para las horas que sería la de menor tamaño, otra para los minutos que tendría un tamaño mayor al de las horas y opcionalmente la de los segundos que poseería un tamaño mayor a la manecilla de los minutos. En los de tipo Digital se lee la hora directamente en números sobre la pantalla. También existen Relojes Mixtos, los cuales serían una mezcla de un reloj analógico y uno digital poseyendo ambas cualidades, donde se muestra la hora con manecillas y en un espacio pequeño te indica directamente la hora.

Los relojes calendarios son relojes mecánicos o digitales que marcan el año, mes, día de la semana, hora, minutos e incluso los segundos.

Cronógrafo: Se trata de una función que poseen los relojes, esta se trata de contabilizar tiempos cortos a petición. Aunque este siempre se confunde con un cronómetro, es diferente. Este se encuentra en relojes de tipo analógico, presentando dos pequeñas esferas adicionales (una para horas y la otra para minutos) que se suman a la esfera central con la aguja que indica los segundos. Entre las tres, indican el número de revoluciones de la aguja central. Usualmente al menos una de las agujas puede ser detenida y reiniciada. Permite medir velocidades, y antiguamente los médicos lo utilizaban para controlar el pulso del paciente.

Cronómetro: Se trata de un reloj cuya precisión ha sido comprobada y certificada. Este tipo de relojes van acompañados normalmente de un atestado de cronometría y por una mención en la esfera.

Relojes de Torres y Campanarios: Estos relojes se conectaban a una campana grande y sonora y es la uqe iba indicando con un toque pelicular las horas y cuartos de hora cuando se iban cumpliendo.

Relojes de Salón: Los relojes han figurado durante siglos como piezas importantes en el amueblamiento de salones, para lo cual se construían con diversas formas decorativas. Prescindiendo del reloj de arena, que viene usándose desde las civilizaciones griega y romana para medir lapsos cortos y prefijados, los relojes fueron usados en cantidad muy pequeña hasta finales del siglo XIII o mediados del siglo XIV, época en la cual se inventó el motor de resorte o muelle real, difundiéndose el uso del reloj-mueble en el siglo XVI.

Reloj de Bolsillo: Al principio tenían forma cilíndrica, variando mucho y con raros caprichos. Estos son de tamaño pequeño, con la capacidad de caber en un bolsillo y, por lo general colgado con una cadenilla colgante metálica para sujetarlo llamada “leontina”.