NETGUN

Buscar
Generic filters

Contacto: 914 075 060
Tienda física en CC Alcalá Norte

Contacto: 914 075 060
Tienda física en CC Alcalá Norte

Buscar
Generic filters

Katana Musashi blanca

Katana enteriza. Forjada a mano. Filo totalmente funcional. Dimensiones :

Con vaina: 103 cm

Sin vaina : 100 cm

179,00 

3 disponibles

SKU NGS_572 Categoría

Descripción

Este producto se trata de una Katana Musashi Blanca. Katana enteriza. Forjada a mano. Filo totalmente funcional. dimensiones : con vaina: 103 cm sin vaina : 100 cm. Filo templado al agua, 7 pliegos de acero al carbono. Vaina de madera en cuatro colores, negro, blanco, azul y granate. Presentación en caja de madera forrada con tela, la Katana con funda de tela y soporte de sobremesa en madera. Para elegir el color de la vaina mandenos un correo después de realizar el pedido.

 

¿Qué es una katana?

Una Katana se trata de un sable curvado de dilo único y punta aguda tradicionalmente utilizado por los samurái. Su tamaño ronda el metro de longitud y este pesa alrededor de un kilo.
Debido al carácter curvo de su hoja y a su único filo, la Katana es considerada como un sable. En sí esta más orientada al corte que a la estocada. Su curvatura única no se debe a que el arma se haya concebido así desde su creación, sino que esto se debe a cambios del acero en el momento de enfriamiento en agua con sales especiales, es decir, durante el proceso de endurecimiento, la hoja de acero se cubre con arcilla y polvo de carbón; al sacar la hoja de la alforja, ésta tiene una temperatura de 800 grados Celsius, la capa de arcilla muy fina en el filo se enfría rápidamente lo que le proporciona su filo excepcional, contrario en el cuerpo del arma, el cual está cubierto por una capa más gruesa de arcilla, esto hace que se enfríe lentamente conservando una mayor ductilidad, los cambios estructurales que tienen lugar durante el proceso de enfriamiento, curvan la Katana hasta darle su característica forma.

La Katana era utilizada principalmente para cortar y, debido a su capacidad de producir heridas muy severas, era considerada una especie de “guillotina de mano”. Se la desenvaina con un movimiento axilar de rotación, llevando el filo hacia arriba y se la puede blandir con una o dos manos.